¿Qué puedo comer si me acaban de poner brackets?

Friday, November 2, 2018

Cuando se trata de ortodoncia, la apariencia estética al mostrar una sonrisa con brackets parece ser el único inconveniente con el que tendrás que lidiar. Pero justo cuando te los colocan comienzas a notar algunos efectos secundarios que, aunque causan incomodidad mejoran rápidamente con los cuidados necesarios como buena higiene bucodental y especial atención en los alimentos que consumes.

¿Cómo adaptarse fácilmente al uso de brackets?

Las primeras semanas usando ortodoncia tradicional suponen un verdadero reto ya que las molestias causadas por los brackets que presionan las piezas dentales pueden ser algo intensas.

Así que antes de indicarte los alimentos ideales para favorecer tu adaptación en este tratamiento, queremos darte algunos consejos clave para atenuar estos síntomas iniciales:

  • No te asustes: por más intensas que las sientas, las molestias forman parte del tratamiento y son completamente normales. En casos de mayor intensidad un calmante ayudará mientras van cediendo periódicamente. Tu médico podrá indicar qué tomar.
  • Mantén una dieta sana: aunque se trata de un consejo general, es muy importante que quienes usan brackets se alimenten sanamente. Así se evitarán problemas futuros que al llevar ortodoncia pueden ser graves.
  • Corta la comida: si cortas la comida en pequeños trozos evitarás dolor, rozaduras y molestias al morder. De esta manera disfrutarás tu hora de comer en lugar de convertirla en todo un esfuerzo.

Alimentos recomendados para el inicio de la ortodoncia

Ahora que conoces los consejos básicos para comer fácilmente con brackets podemos pasar a los alimentos adecuados y algunos tips para prepararlos.

  • Verduras: siempre que estén bien cocidas o hechas puré serán un buen acompañante. Evita morder verduras crudas, puede resultar muy incómodo.
  • Carnes: las carnes tiernas son las indicadas cuando inicias con ortodoncia tradicional. Elije preparas en guisos, estofados para hacerlos aún más suaves y no olvides cortar trozos fáciles de masticar.
  • Huevos: una tortilla francesa es blanda y deliciosa, puedes añadir queso, cebolla, atún, lo que desees para aportar un toque adicional de sabor. Revueltos con vegetales también, pero evita hacerlos estrellados por los momentos.
  • Pescado: prefiere el pescado al horno en lugar de a la plancha o frito. La primera alternativa hace que quede jugoso y suave.
  • Frutas maduras: estas son perfectas porque al madurarse son blandas y fáciles de comer, lo ideal es picarlas en trozos pequeños. Olvida por los momentos la manzana, pera oye cualquier otra fruta con textura similar, la única forma de comprarlas seria horneada o en puré.
  • Zumos: vienen bien, pero ten cuidado con los cítricos si tienes rozaduras pueden causar ardor.
  • Cereales: el arroz y la pasta también forman parte del menú, solo asegúrate de que queden bien blandos.
  • Legumbres y patatas: la mejor opción en este caso es hacer estos alimentos puré como puré de patata o de calabaza. Comerás sano y sin molestias.

Como ves, el proceso de adaptación a la ortodoncia solo necesita un poco de paciencia y alimentación equilibrada. Aunque sientas malestar, será pasajero y obtendrás una dentadura bien alineada una mordida correcta y mejorarás tu salud en general