Periodontitis: fácil de padecer pero más fácil de prevenir

Friday, April 20, 2018

Muchas veces se nos olvida lo importante que es prevenir una enfermedad, y nos arrepentimos cuando ya la padecemos y estamos doloridos. Como dicen por ahí: Es mejor prevenir que lamentar.

Un ejemplo de una enfermedad bucal súper fácil de padecer desde incluso antes de los 30 años de edad, es la periodontitis. Pero lo que es aún más fácil que su padecimiento, es su prevención. Digamos que estás a uno o dos cepillados dentales de distancia de evitarla.

¿Sabes de qué estamos hablando? La periodontitis es una enfermedad periodontal, que al principio puede aparecer como una gingivitis, es decir afectando únicamente a las encías, pero al progresar puede comenzar a afectar hasta el hueso alveolar (el hueso encargado de sostener las piezas dentales), pudiendo causar la caída de los dientes.

Causas

La periodontitis viene dada por diversas causas, sin embargo, la más común es por la formación de la placa bacteriana, la cual irrita, inflama y destruye los tejidos gingivales (la encía).

Algunas otras causas son:

  • El cálculo dental: siendo esto la misma placa bacteriana pero calcificada, la cual forma una superficie áspera que facilita la proliferación de bacterias.
  • Por trauma mecánico: un exceso de presión puede provocar irritación de los tejidos de soporte, generando como consecuencia pérdida del hueso alveolar, lo cual aumenta la movilidad de los dientes y puede causar la caída de los mismos.
  • Una mala nutrición: como bien explicamos en nuestro artículo de Nutrición y Salud Bucal, lo que comemos afectará también directamente a nuestra salud bucal.
  • Tabaquismo.

Prevención: la clave

Sin duda alguna, la técnica de prevención más efectiva e importante cuando se trata de enfermedades periodontales, en este caso, de la periodontitis, es llevar una rutina de higiene bucal completa y efectiva. Y sí, lo leerás y escucharás mil y un veces más, ya que como podrás ver, básicamente todas las enfermedades bucales se pueden prevenir con una buena higiene bucal.

¿Cómo sería una higiene bucal completa en este caso? Principalmente tienes que encargarte de remover la placa dental. Para ello es necesario cumplir con el cepillado dental, mínimo tres veces al día y adicionalmente utilizar a diario el hilo dental, y por supuesto, de la manera correcta. Además se recomienda complementar los pasos anteriores con el uso del enjuague bucal. Y desde luego, es importante cumplir con una visita periódica a tu odontólogo y realizarte de vez en cuando una limpieza bucal profesional.

Si no estás seguro de estar utilizando correctamente el hilo dental, o tienes dudas, te recomendamos revisar nuestro artículo titulado “Uso del hilo dental”, allí te explicamos paso a paso el procedimiento y hasta cuál hilo dental debes comprar.

También es recomendable disminuir el consumo de azúcares y practicar masajes a la encía con el cepillo o con limpiadores, para mejorar la circulación de la sangre.

Tratamiento

En caso de tener periodontitis, debes recurrir, preferiblemente sin mucha demora, al tratamiento, del cual se encarga, en parte, el odontólogo. El tratamiento se basa principalmente en eliminar el dolor, la inflamación, la probable hemorragia, reducir las bolsas periodontales a través del raspado, atender la infección y restaurar los tejidos dañados.

Cuando la enfermedad está muy avanzada y el tratamiento no está siendo efectivo, se puede llegar a recurrir a la cirugía periodontal. Pero, no quieres llegar a una intervención quirúrgica, ¿cierto? Entonces, no esperes más y comienza a prestarle mayor atención a la prevención de las enfermedades, y en este caso es muy sencillo… procura tener una higiene bucal adecuada, y ahorrarás tiempo, salud, dolor y dinero.